Facebook Twitter Google +1     Admin

Despedida.

Dejadme compartir este texto que acabo de reencontrar

en un cuaderno viejo y amarillento.

Por si el adiós no llega,

y el tiempo y la distancia nos separan,

déjame pronunciar, desde el silencio,

tan solo algún suspiro, entre palabras.

 

Déjame que te diga que he vivido,

hasta el último instante de jornada;

que no me arrepiento del camino,

y que guardo imágenes muy claras.

Déjame que te diga que no quise,

herirte a tí, ni aún dañar tu casa,

ni arañar la fachada de las cosas,

ni cambiar la apariencia de la nada.

Déjame que te diga que cultivo

el recuerdo en el centro de mi casa

y sigue floreciendo hacia adelante;

madrugaré a cuidarlo, tras mañana.

Déjame que te pida que perdones

lo que en mi tierra creció como cizaña,

y no arranques con ella el mucho trigo

que mi mano sembrara al trabajarla.

Déjame que agradezca tantas cosas

que asumí sin pensar que las amaba.

Incluso las que hirieron y dolieron

merecieron su tiempo y mi mirada.

Déjame que en momentos como éste

las lágrimas inunden mi mirada

y pretenda evitar la despedida,

o adelante el sabor de imaginarla.

 

Por si el adiós no llega,

y llega el tiempo

en el que compartir huele a distancia,

déjame recordarte dónde vivo,

déjame que me piense aún en tu casa.

 

Y si el adiós no llega

y el tiempo y la distancia nos separan,

déjame que no fuerce las palabras;

ya sabes lo que queda en mi mirada.

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Alicia

Es tuyo? que bonito es el mejor de todos, casi lloro

Fecha: 16/02/2011 18:34.


gravatar.comAutor: Nohemí

Sí, lo escribí hace años, y ahora al recuperarlo me parecía que podía acabarlo de escribir. Muchas gracias, eres mi mejor fan, aunque no te imagino llorando.

Fecha: 17/02/2011 17:02.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris